Carlos Alonso. Experto en Motivación.

¿De dónde viene la motivación? Carlos Alonso puede resolver esta duda. Es experto en comunicación, pero ha dedicado parte de su vida a investigar aspectos del ser humano como las ilusiones, las creencias, las limitaciones y las motivaciones. Tras lanzar su último libro, El Poder de la Actitud, hablamos con él para conocer las claves que nos permitirán afrontar las adversidades con éxito.

CARLOS ALONSO, EXPERTO EN MOTIVACIÓN

¿Cómo mantener el dominio de nuestras convicciones?

Al hablar con personas como Ferran Adrià o Marc Coma, que han logrado ser los mejores sus campos, he descubierto que al llegar a ese nivel de deseo por algo, nuestras convicciones se mantienen inquebrantables y aumenta nuestra resiliencia. Resistimos mejor las adversidades.

¿Ellos han conseguido superar los contratiempos?

Todas desean hacer lo que hacen, y se guían por el instinto. No tiener miedo les permite ser tremendamente disciplinados y creativos al mismo tiempo.

¿Cómo lo consiguen?

Cuando el ser humano llega a ese estadio, sus límites desaparecen porque él mismo los pone. Nuestras convicciones son tan grandes como los deseos que las alimentan. Es una filosofía de vida que parte de tener una buena actitud.

"La cultura del fracaso es dañina, vacua y obsoleta"

¿Qué relación existe entre motivación y convicción?

La motivación es una actitud personal frente a la vida. Nadie nos va a motivar y, en el entorno laboral, nos equivocamos si creemos que es responsabilidad de las empresas el hacerlo. La compañía puede incentivarnos, pero somos nosotros los que tenemos que ir motivados al trabajo. Por otro lado, la fabricación de objetivos y retos es el factor clave que alimenta las convicciones.

¿Es posible que existan la una sin la otra?

Es un pez que se muerde la cola porque ambas se necesitan entre sí. Generalmente, creemos que podemos hacer algo si nos hace ilusión conseguirlo.

¿La gente tiene miedo al cambio?

Muchas personas no consiguen avanzar porque viven con miedo a fallar en el intento. Están preocupadas por situaciones futuras que ni siquiera saben si les tocará afrontar. La actitud nunca surge cuando hay miedo, sino cuando los pensamientos son positivos.

¿Cómo conseguimos esos pensamientos?

Necesitamos tres cosas: un buen autoconocimiento que nos permita saber nuestras fortalezas; un entorno que favorezca nuestros empeños, y un reto que nos ilusione. La persona que preserve esos tres aspectos entenderá la frase que preside mi web: “las montañas no son altas o bajas. Se quieren subir o no”,

¿Cómo combatir el negativismo?

La adversidad llega sola, pero somos nosotros los que fabricamos ese abatimiento y desidia con el pensamiento. Por ello, es importante aprender a pensar. Nadie nos enseña a no dramatizar las situaciones y a valorarlas con una perspectiva objetiva y equilibrada. Un futbolista puede fallar un penalti, pero no hay que exagerar diciendo que es malo.

La autocrítica no tiene que ser dañina...

Analizar por qué hemos fallado nos permitirá sentar las bases para obtener un éxito de lo que inicialmente clasificamos como un infortunio. Nuestra sociedad tiene que aprender a sacar el máximo partido de los errores. La cultura del fracaso es dañina, vacua y obsoleta.

"Nuestras elecciones tienen que respetar nuestros valores y principios"

¿Y qué piensas de la suerte?

Conviene erradicar la falsa convicción de que hay personas a las que todo les va bien. No es cierto. Todos hemos tenido épocas mejores y peores. La clave es aprender la lección y levantarse rápido.

¿Cómo diferenciar los cambios buenos de los malos?

No es posible vivir permanentemente refugiados en la zona de confort. Los cambios son oportunidades de evolución que sólo sabemos si serán buenos o malos cuando los hayamos probado. Por tanto, una actitud positiva frente a los cambios nos hará gozar de mayores probabilidades de crecimiento.

¿Cómo reforzamos los valores para evolucionar?

Los valores son las cosas que nos importan y por eso, nuestro desarrollo como personas nunca puede ir en contra de ellos. Nuestras elecciones tiene que respertar nuestros valores y principios. Gandhi decía que eres libre cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces está en armonía. Creo que es la mejor manera de concretar cómo respetar nuestra esencia y sacar lo mejor de nosotros.

En sus conferencias con SPKRS.net, Carlos Alonso habla de la creación de una marca personal, liderazgo y coaching.