Marcos Urarte, Presidente de PHAROS

 

MARCOS URARTE, EXPERTO EN GESTIÓN EMPRESARIAL.

Una empresa decide hacer un cambio de modelo de negocio. ¿Cómo puede hacerlo?

Aconsejo trabajar la cultura de innovación. El primer paso es crear un entorno inconformista. Solo son innovadoras las empresas que no se conforman con la situación actual. Las personas que compongan el equipo tendrán iniciativas y serán creativas, curiosas y observadoras. Ese tipo de trabajadores tienen ideas que permiten generar procesos de I+D para hacer de la idea, una realidad.

¿Cómo se puede llevar eso a la práctica?

Fundamentalmente, es un tema de liderazgos. No hay que tener miedo al error. Tenemos que entender que para ser innovadores vamos a fallar. Hay una directriz del dueño de Amazon que consiste en decirle a todos sus directivos que, cuando un subordinado proponga una idea, por defecto, deben decirle que sí. Para negarles el plan, tienen que hacer un informe de dos páginas para justificar por qué han dicho que no. Este tipo de cultura solo puede venir definida por la alta dirección de la empresa.

¿Cree que las empresas españolas, en general, trabajan con esa dinámica?

No, falta mucho por hacer. La cultura norteamericana te da un mensaje: equivócate, por rápido. En cambio, en los países latinos el fracaso nos marca para toda la vida, por lo que optamos por no tomar decisiones arriesgadas. Y la innovación es riesgo. Es como jugar al póker, para seguir en la partida debes continuar apostando. Nadie te garantiza nada pero puede que consigas algo. En cambio, en España, una persona puede haber hecho 100 cosas buenas y siempre le recordarán el único error que haya tenido. Es una barrera enorme para crear innovación.

“Para estos nuevos entornos de mucha complejidad e incertidumbre necesitamos personas con muchísima apertura de mente”

¿Qué es la creatividad en una empresa?

En los negocios, se puede ser original en la organización, la estructura o las relaciones, por ejemplo. En definitiva, a la hora de enfrentarnos a cualquier problema.

En el caso de las start-ups, ¿qué consejos les darías para que suban al carro de la innovación?

Son empresas que se plantean nuevos modelos de negocio desde el nacimiento, por lo que ya son innovadoras desde el primer minuto. El riesgo que corren es perder esta mentalidad y acomodarse. Empresas muy grandes como Google, por ejemplo, temen que les pase algo así, por eso, cuando una de sus áreas de negocio llega a cierto nivel la separan del grueso de la organización y crean una compañía con vida propia. Así, mantienen la cultura de la start-up.

Entonces, ¿es más importante seguir el plan establecido o dejar libertad de creación?

Tienes que tener una especie de hoja de ruta pero debes estar dispuesto a revisarla continuamente y a cambiar lo que sea necesario. La creatividad es algo que sonaba muy lejano, pero ahora se considera imprescindible. Para estos nuevos entornos de mucha complejidad e incertidumbre necesitamos personas con muchísima apertura de mente.

Por último, defiendes el término “de-construcción digital” como estrategia de cambio. ¿Qué significa?

Se habla mucho de “transformación digital”. Muchos creen que solo se trata de hacer actualizaciones en el ámbito tecnológico, pero mi experiencia me dice que cambiar una compañía de cierto tamaño en los campos de la estrategia, la estructura o el liderazgo, por ejemplo, es prácticamente imposible. Por eso, cuando hablo de “de-construcción” me refiero a dos posibles casos. Por un lado, destruir la organización y generar una nueva, con los enormes riesgos que esto puede suponer y, por otro lado, crear una empresa en paralelo.

¿Cómo lo que has comentado de Google y sus empresas secundarias?

Exacto. Seguir con el modelo de negocio tradicional para los clientes actuales y, en paralelo, crear una marca distinta para generar algo nuevo. En cualquiera de los casos, por supuesto, es imprescindible promover la cultura de la innovación dentro de la empresa para conseguir el éxito.

En sus conferencias con SPKRS.net, Marcos Urarte habla de gestión de organizaciones, digitalización e innovación.